EIR

Los residentes de enfermería nos sentimos estafados. No entendemos cómo se puede planear nuestro futuro tan mal, o mejor dicho, cómo “no planear” nuestro futuro.

Cuando en 2010 se publicaron en el BOE las pruebas selectivas para las nuevas especialidades de enfermería, nos pusimos duro a estudiar, muy duro (más de 15.000 solicitudes para unas 800 plazas). Después de realizar el difícil examen a nivel nacional, esperamos 4 meses para tomar posesión de la plaza de residente en la unidad docente correspondiente. A continuación comenzó nuestro período de residencia consistente en 2 años de arduo trabajo: nuestra jornada laboral como cualquier enfermera/o más muchas horas de guardias, más cursos de formación presenciales y on-line. Es decir, trabajamos el doble que el resto de enfermeras/os. En total le dedicamos a especializarnos un mínimo de 3 años de nuestra vida, con el titánico esfuerzo que ello supone, y con unas expectativas que si no tienen respuesta cuando concluyamos la residencia se tornarán en decepción y en reclamación de un espacio que entendíamos debía estar planificado.

Bien, pues resulta que al terminar nos encontramos con un título que solo sirve para colgarlo en un marquito. Exactamente para adornar, y para nada más.Y no solo eso, sino que además nos hemos rezagado 3 años o más, con respecto al resto de enfermeras/os inscritos en la Bolsa, ya que ellos han ido cogiendo contratos, y sumando puntos, mientras que a nosotros no nos cuenta ni como tiempo trabajado en la mayoría de las CCAA, ni nos puntúan los cursos realizados durante la especialidad. Es decir, nos están perjudicando claramente.

Ahora estamos reclamando la creación de las correspondientes Categorías Profesionales para cada Especialidad, al igual que tienen las matronas (superamos el mismo examen y el mismo período de residencia) y la respuesta es que no está previsto por el momento.

Cómo es posible que se creen las especialidades, se convoquen plazas, se generen las unidades docentes, se acrediten tutores, se coordinen los dispositivos de formación práctica y teórica, se formen a los profesionales, y luego se nos diga que no tenemos futuro, que nadie lo ha previsto, que toda la inversión en tiempo y trabajo realizada por nosotros y la inversión económica por parte del Estado, no ha servido para nada, que no van a rentabilizarnos, porque nadie ha pensado ni planeado dónde colocarnos ni cuál es nuestro espacio laboral. No es razonable ni justificable.

¿No es esto un FRAUDE en toda regla? ¿No os sentiríais estafados? ¿Cómo se atreven a seguir convocando plazas de especialistas año tras año, a seguir engañándonos? ¿Quiénes han sido los responsables de tan deficiente gestión de los recursos que se traduce en una peor calidad de la asistencia al usuario, que supuestamente es el eje del sistema?

Es evidente que tenemos derecho a exigir una solución a las Autoridades, tanto al Ministerio de Sanidad que convoca las plazas de especialistas, como a las CCAA que son las que tienen competencia para crear las Categorías Profesionales.

Judith Aránzazu Rivera Jiménez. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.

Las pruebas selectivas que dan acceso a la formación sanitaria especializada se realizarán este sábado día 2 de Febrero, las enfermeras se presentarán a un nuevo examen con mayor número de preguntas. Entre las 963 plazas ofertadas, 214 son de enfermera especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria.

Los actos de asignación de plazas serán a partir del 9 de Abril del 2013, incorporándose a las unidades docentes los nuevos residentes del 20 al 21 de Mayo de 2013 y la incorporación de estos vendrá unida a la despedida de la primera promoción (2011-2013) de Enfermeros Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria.


¡Mucho ánimo, fuerza y suerte a todos los aspirantes. Os invito a contar vuestras impresiones aquí, en el Blog!, Elvira.

El Blog de CAREIR refleja la unión de los especialistas internos residentes del Sistema Sanitario Andaluz hacia la abogacía de sus derechos. En una época de crisis y recortes dónde no sólo peligran nuestros sueldos como residentes, sino nuestra formación como especialistas, es indispensable que nos encontremos unidos a fin de buscar y defender las opciones que más nos enriquezcan como especialistas y respenten nuestros derechos como profesionales.

El aumento de la jornada laboral a 37,5 h, la disminución salarial y la paga extra, el aumento de la demanda asistencial y la disminución de plantillas, ha provocado indignación en todos los profesionales sanitarios y, como partícipes en el sistema sanitario, también en los especialistas internos residentes que nos encontramos ante una nueva situación en la que ha aumentado la jornada asistencial y, en ocasiones hay falta de tutorización por un adjunto en detrimento de nuestra formación teórica o en investigación. Es prioritario e indispensable partir desde la unión y participación de la comunidad de residentes, desde asambleas y reuniones democráticas para llegar a un fin común.

¡Os animo a visitar CAREIR!. Elvira.

Zona de Socias/os y usuarias/os

Buscar en AEC

COVID-19 en Kiosco AEC

        

NURSING NOW ESPAÑA

Visitas a la Web AEC