Gestor de Manuscritos (Beta)
VIII Jornadas Nacionales Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC) - III Encuentro Nacional de Tutores y Residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria
Comunicación (Nº 118)
Tipo
Revisiones bibliográficas (sistemáticas, metaanálisis o metasíntesis) y elaboración de protocolos o guías de práctica clínica
 
Título
MANEJO DE LOS CATÉTERES CENTRALES DE INSERCIÓN PERIFÉRICA (PICC) DE LARGA DURACIÓN EN ATENCIÓN PRIMARIA.
Categoría
Especialistas en formación (EIR)
Formato
Póster
Autor/es
Sandra Conde Martín, Elsa Ruiz Fernánde, Cristina Lugones Sánchez
Presentado por:
SANDRA CONDE MARTIN
Objetivos
Conocer en Atención Primaria el manejo de los catéteres centrales de inserción periférica, los cuidados y sus posibles complicaciones.
La revisión:
- Tipo de revisión.
- Fuentes.
- Estrategia de búsqueda (cadena de búsqueda, filtros, etc.).
- Criterios de inclusión/exclusión, criterios de calidad metodológica.
- Tipo de análisis (síntesis narrativa, conteo de votos, test del signo, meta-análisis, meta-síntesis)
- Breve descripción de los resultados de la búsqueda (número de artículos revisados y aceptados).
Para la elaboración de este trabajo se han recogido datos mediante una búsqueda bibliográfica en bases de datos nacionales e internacionales como MEDLINE, PUBMED, DIALNET, CUIDEN,...
También se ha consultado el libro “Tratado de administración parenteral”.
Además se ha consultado en asociaciones y centros relacionados con la terapia intravenosa como la Asociación de Enfermería de Equipos de Terapia Intravenosa, GaVeCeLT y “Centres for Disease Control and Prevention”.
Por último, se analizaron guías y protocolos de enfermería.
Resultados
El PICC es un dispositivo no tunelizado que es insertado en las venas de los miembros superiores por enfermería sin necesidad de pasar por el quirófano.
Las propiedades de los materiales de fabricación del PICC tienen algunas implicaciones clínicas, y según sus características técnicas puede ser PICC de punta abierta con válvula proximal (sin pinza), PICC Groshong de punta cerrada, y PICC de punta abierta y con pinza proximal.
Los PICC permiten administrar con seguridad fármacos vesicantes y/o soluciones potencialmente irritantes.
Se acepta que el PICC se puede mantener hasta un año, aunque la experiencia clínica ha demostrado que pueden durar hasta dos e incluso cinco años.
El cambio de apósito se debe realizar cada 7 días y siempre que la inspección de la zona lo indique. El apósito debe ser transparente y semipermeable, salvo si el punto de inserción sangra que se debe utilizar un apósito de gasa. Existen dispositivos de fijación cuyo uso es aconsejable para evitar desplazamientos del catéter.
La heparinización se debe realizar una vez por semana en catéteres que están en reposo o tras el uso del catéter, para ello se introduce 3mL de solución de heparina a 20 U.I/ ml.
Para la extracción de sangre se debe desechar entre 5-10mL de sangre. Se recomienda el uso de jeringas de 10mL, lavar y aspirar lentamente de forma continua.
Las complicaciones que se pueden dar en estos dispositivos son flebitis, obstrucción, extracción accidental, rotura del catéter, trombosis y bacteriemia.
Para el correcto funcionamiento y mantenimiento de este dispositivo, los pacientes y cuidadores deben hacerse responsables de su cuidado, por tanto se debe realizar una buena educación sanitaria.
Conclusiones (con especial énfasis en la utilidad práctica de dichas conclusiones).
En la práctica asistencial diaria, los PICC son cada vez más utilizados, por tanto las enfermeras de atención primaria debemos conocer su manejo y poder prevenir posibles complicaciones.




ELECCIONES AEC 2018

Zona de Socias/os y usuarias/os

Buscar en AEC

 
 
 

Visitas a la Web AEC