Gestor de Manuscritos (Beta)
VIII Jornadas Nacionales Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC) - III Encuentro Nacional de Tutores y Residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria
Comunicación (Nº 68)
Tipo
Revisiones bibliográficas (sistemáticas, metaanálisis o metasíntesis) y elaboración de protocolos o guías de práctica clínica
 
Título
VENTAJAS DEL MANEJO DE LOS CUIDADOS DE UNA SONDA GEP POR PARTE DE ENFERMERAS DE ATENCIÓN PRIMARIA EN EL ÁREA DE SALUD DE CÁCERES
Categoría
Profesionales
Formato
Póster
Autor/es
Mª Mercedes Corcobado Márquez, Laura González Gutiérrez, Raúl Muñoz Martín, Rosa Mª Gómez-Calcerrada Jiménez
Presentado por:
MARÍA MERCEDES CORCOBADO MÁRQUEZ
Objetivos
Fomentar el aprendizaje de las enfermeras de Atención Primaria (AP) de la técnica de cambio de sonda de gastrostomía endoscópica percutánea (GEP), diferenciando signos y síntomas del estoma y dispositivo normales de los patológicos, y las distintas formas de administración de alimentos y medicación, participando en la educación del paciente o cuidador/a.
La revisión:
- Tipo de revisión.
- Fuentes.
- Estrategia de búsqueda (cadena de búsqueda, filtros, etc.).
- Criterios de inclusión/exclusión, criterios de calidad metodológica.
- Tipo de análisis (síntesis narrativa, conteo de votos, test del signo, meta-análisis, meta-síntesis)
- Breve descripción de los resultados de la búsqueda (número de artículos revisados y aceptados).
Buscadores usados: Scielo y Elsevier. Protocolos de actuación hospitalarios.
La GEP, introducida en la práctica clínica en 1980 por Gauderer y Ponsky como alternativa a la gastrostomía quirúrgica, es reconocida como técnica de elección para nutrición de pacientes con disfagia pero con sistema digestivo intacto, que presentan relativa prolongada esperanza de vida.
Es el método de elección para la nutrición enteral a largo plazo, sobre todo en el ámbito domiciliario. Las complicaciones tras su realización son escasas, y con poca relevancia clínica. Esta técnica de alimentación es parcialmente desconocida para las enfermeras de AP, ya que su manejo y control corresponde a Atención Especializada, siendo sus competencias la prevención de complicaciones (cuidados de sonda, estoma y estado general del paciente) y su diagnóstico precoz, especialmente los primeros días tras la GEP.
El cambio de sonda es periódico. La vida media del dispositivo es de 6 meses, puede prolongarse hasta 12 ó 18. Podrá realizarse manualmente, si el estoma está maduro y la parte intragástrica de la sonda no está endurecida por haberse prolongado su vida. En otro caso habrá que recurrir al apoyo endoscópico.
Un alto porcentaje de los pacientes portadores de sonda GEP son dependientes físicos o psíquicos, por lo que traslados periódicos al hospital interfieren en su calidad de vida. Estos pacientes representan un porcentaje pequeño dentro de la población de un Área de Salud, y por tanto de una Zona Básica de Salud.
Resultados
En el Área de Salud de Cáceres, con 198.409 habitantes y con 22 Zonas Básicas, en los últimos cuatro años, se realizaron en Atención Especializada 265 recambios de sonda. Desglosando estos recambios por año y calculando la media aritmética entre los Centros de Salud observamos en 2011: 64 (?=2,91); en 2012: 72 (?=3,27); en 2013: 67 (?=3,04) y en 2014: 62 (?=2,82).
Conclusiones (con especial énfasis en la utilidad práctica de dichas conclusiones).
-Los recambios de sondas GEP en AP, no suponen incremento importante de la carga asistencial de las enfermeras.
-Un manejo adecuado de cambios de sonda GEP y sus cuidados en domicilio, favorecen la calidad de vida del paciente, reservando los traslados al hospital para situaciones precisas.




Zona de Socias/os y usuarias/os

Buscar en AEC

Visitas a la Web AEC