AEC y RIdEC una alianza fundamental

 

La Revista Iberoamericana de Enfermería Comunitaria (RIdEC) se está consolidando como un claro referente científico en el ámbito de la Enfermería Comunitaria tanto en España como en Iberoamérica. El reciente número especial de México es un claro exponente de ello.

Este hecho es sin duda el fruto de un gran trabajo de su Director, el Doctor Vicente Gea Caballero, como de cuantas personas componen el equipo editorial y de revisores. Su trabajo, compromiso y rigor son sus principales responsables.

Para mí, como Presidente de la AEC, es un verdadero orgullo contar con un medio de difusión científico de tanta solvencia como RIdEC, lo que complementa la madurez y el equilibrio científico-profesional de la principal sociedad científica espa- ñola.

Nada en la vida es casual, todo lo contrario, es causal. La principal causa de esta exitosa simbiosis, AEC-RIdEC, viene determinada por la confianza depositada por parte de numerosas enfermeras comunitarias a la largo y ancho de toda España y ya de im- portantes países como México, Brasil, Argentina, Colombia o Portugal.

Todas/os somos conscientes de la importancia que actualmente tiene la generación de conocimiento científico. Por una parte, con el fin de fortalecer la calidad de la actividad profesional, en nuestro caso de la enfermería comunitaria, con la in- corporación de las evidencias generadas a la prestación de cuidados profesionales de excelencia. Por otra parte, cada vez es más importante la publicación de los trabajos científicos en revistas de calidad e impacto que permitan avanzar en las carreras científico-profesionales.

Pero, siendo estas razones poderosas para justificar la existencia de una revista como RIdEC, no es menos cierto que la competencia editorial científica muchas veces impide un desarrollo mayor a aquellas revistas que al no estar bajo el paraguas de ninguna de las grandes multinacionales tienen un factor de impacto aparentemente menor. Y digo aparentemente porque si bien es cierto que los criterios del citado factor de impacto son los que son y determinan la clasificación de las revistas en función del mismo, no es menos cierto que los trabajos que se publican en las denominadas “grandes revistas” no son habi- tualmente los que llegan y leen la mayoría de las enfermeras. Es por ello que adquiere una gran relevancia la existencia de revistas como RIdEC que combinan una excelente calidad y rigor con una gran accesibilidad, a las que hay que añadir una cercanía en cuanto a los temas que se abordan y los contextos en que se desarrollan, lo que permite una importante e inmediata aplicabilidad a la práctica diaria sin perder calidad científica.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que en la medida en que las enfermeras publiquen en RIdEC y citen sus artículos, la posibilidad de crecimiento y posicionamiento será cada vez mayor sin perder por ello las ventajas descritas.

En un contexto de cuidados como en el que nos encontramos tras la pandemia de la COVID-19 se hace más necesario que nunca la generación de conocimiento propio de cuidados enfermeros que permitan dar respuesta a las necesidades que ac- tualmente plantea una sociedad dinámica pero también cada vez más participativa y exigente.

Unas respuestas que hacen cada vez más necesario un liderazgo firme, decidido y profesional de las enfermeras en general y de las enfermeras comunitarias en particular.

RIdEC y AEC, AEC y RIdEC se configuran, por tanto, como claros referentes de desarrollo científico profesional.

Tanto desde AEC como desde RIdEC, vamos a continuar trabajando con dedicación, empeño, compromiso e implicación en la mejora de la calidad de nuestras aportaciones específicas, pero sin duda necesitamos del apoyo de las enfermeras comunitarias que son quienes realmente pueden y deben impulsar el avance de estos dos poderosos medios que se ponen a su alcance.

Animamos pues a las enfermeras a asumir el reto de la actualización, el avance, la solidez, el rigor y la consolidación de sus aportaciones profesionales que les permitan ser identificadas como referentes indiscutibles de cuidados y como portadoras del bien intrínseco que los mismos suponen.

AEC y RIdEC tendrán sentido en tanto en cuanto las enfermeras consideren que lo tiene y para ello se requiere contar con su confianza, de igual forma que nosotras/os confiamos en ellas.

 

José Ramón Martínez Riera

Presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)

 

 

Adjuntos:
ArchivoTamaño
Descargar este archivo (RIdEC-v15-n1 - Espacio AEC.pdf)RIdEC-v15-n1 - Espacio AEC.pdf69 kB

Para enviar comentarios debes pertenecer a esta asociación. Para formar parte de nuestra comunidad puedes solicitar tu alta como socia/o a través del formulario "Asóciate On Line" en esta web

Zona de Socias/os y usuarias/os

Buscar en AEC

COVID-19 en Kiosco AEC

        

NURSING NOW ESPAÑA

NORMAS ÉTICAS de RIdEC

Normas Éticas RIdEC

Visitas a la Web AEC

Revista Iberoamericana de Enfermería Comunitaria

Último número:

Índice general:

Envío de trabajos:
Gestor de Envíos RIdEC

Contacto / Consultas:
ridec@enfermeriacomunitaria.org